Welcome

El Barça golea a la Juventus en su primer partido después de Messi

Memphis, Braithwaite y Riqui Puig anotaron los tantos para el conjunto barcelonista (3-0)

Los jugadores del Barça se abrazan tras uno de los goles ante la Juventus.

El primer partido de la era post Messi tuvo a la estrella argentina muy presente. Primero, en el rival. Es curioso que el mismo al que se midió en su primer Gamper, la Juventus fuera, precisamente, el que se enfrentó a un conjunto huérfano ya para siempre de su gran leyenda. A Cristiano Ronaldo, recibido con pitos y titular en el conjunto de Massimiliano Allegri, se le haría también extraño no tener a su gran némesis delante al medirse a los azulgrana. Y en el minuto 10, cómo no, la grada del Johan Cruyff, tras hacer lo propio durante varios momentos de la presentación de los primeros equipos femenino y masculino, coreó sin dudarlo su nombre.

Ronald Koeman, en los prolegómenos, no pudo evitar acordarse también de él. “A pesar de las despedida de Leo Messi, estamos muy ilusionados con esta nueva temporada, con la plantilla que tenemos, los fichajes que hemos hecho y los jóvenes, que siempre son el futuro de este gran club. Estamos convencidos de que os daremos muchas alegrías”, apuntó el holandés, quien hizo la pausa necesaria tras nombrar al argentino para que el público le mandara su cariño. Sergio Busquets, en su estreno como primer capitán, sería mucho más emotivo.

“Es un orgullo ser el capitán del mejor club del mundo. He tenido grandes ejemplos, como Puyol, Xavi, Andrés y Leo”, empezó, dejando espacio para una pausa emocionada y emocionante, en la que a Piqué casi se le saltaban las lágrimas. !Estaré a la altura. Gracias Leo por llevar al Barça a lo más alto, haciendo historia, siendo el mejor jugador del mundo, con tantos récords personales y colectivos. Te echaremos mucho de menos y te deseamos lo mejor. Gracias eternas, Leo!, sentenció.

El Kun Agüero, lesionado y oficialmente descansando en casa por prescripción médica, no estuvo en la presentación. Sí lo estuvieron en cambio los también lesionados Ter Stegen, De Jong, Dembélé y Ansu Fati. Algo que, seguro, despertará más de una suspicacia. En cuanto el balón empezó a rodar, la ausencia de Messi se hizo aún más real. Ayudó quizás un poco a pasar el mal trago que Memphis inaugurara pronto el luminoso, tras un gran pase del joven Demir. Los barcelonistas tuvieron más el balón. Incluso, vieron cómo el colegiado anulaba un gol de Griezmann por inexistente fuera de juego de Braithwaite, pero aumentaron su renta antes del medio tiempo.

EL ZARPAZO FINAL DE RIQUI PUIG

Neto, mientras, firmó una actuación destacada. En principio, defenderá la portería hasta que Ter Stegen, bien entrado el arranque de la Liga, reciba el alta. El brasileño frustró a De Ligt y, en dos ocasiones, tanto a Morata como a Cristiano Ronaldo, que le puso a prueba por última vez antes del descanso con un tiro lejano de falta. El portugués, precisamente, sería uno de los futbolistas a los que Allegri decidió dejar en el banquillo en la reanudación.

Braithwaite, en los primeros instantes del segundo tiempo, remataría perfectamente un córner servido por Memphis para poner el 2-0 en el luminoso. A Umtiti, suplente de inicio, mientras, casi cada vez que tocó el balón le tocó escuchar pitos, tal y como ya le ocurrió en la presentación. Saltó al campo junto con un debutante, Emerson Royal. Y Neto, exigido en la primera parte, vivió una segunda mucho más tranquilo, apenas inquietado sólo por un remate de Morata. El Barça, al final, se impuso a la Juventus por 3-0 con un postrero tanto de Riqui Puig. Con oficio, ilusión y ganas. Pero, sin esa magia de antaño, ese toque inesperado, ese regate, ese caño que Messi, como quien no quería la cosa, regalaba en cada partido. Habrá que acostumbrarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *